club cinib intro nutrición

¿Qué sabes de la rúcula?

La rúcula se encuentra entre los 20 mejores alimentos en el Índice ANDI de Densidad Nutricional. Por este nombre se conocen tres especies: Eruca sativa, Diplotaxis tenuifolia y Diplotaxis muralis.
Pertenece a la familia de las coles de Bruselas, el brócoli o la col rizada. Se trata de una planta anual que se consume desde la época romana, cuando llegó a considerarse afrodisíaca, y que tradicionalmente no se cultivaba sino que se recogía silvestre en los bordes de los caminos en toda la cuenca mediterránea.
Las hojas de rúcula tienen un particular sabor ligeramente picante y de fondo amargo que combina con numerosos platos aunque lo más habitual es consumirla en ensaladas. En la gastronomía italiana es habitual incorporar la rúcula a las pizzas después de horneado o a la pasta, bien cruda o bien ligeramente salteada. También es un acompañamieto típico del carpacio.

Propiedades
La rúcula es un potente antioxidante dado que entre sus micronutrientes destaca la vitamina C. Es rica en potasio, calcio, vitamina A, caroteno, vitamina E y vitaminas del grupo B entre las que predomina el ácido fólico. Las verduras de hoja verde como la rúcula contienen un antioxidante conocido como ácido alfa-lipoico que reduce los niveles de glucosa en sangre y aumenta la sensibilidad a la insulina en pacientes con diabetes. Estudios internacionales sobre ácido alfa-lipoico también han demostrado disminuciones en la neuropatía periférica o neuropatía autonómica en las personas diabéticas.
De acuerdo con la Base de Datos de Nutrientes de Estados Unidos, la USDA, unos 40 gramos de rúcula tienen aproximadamente 10 calorías con: 1 gramo de proteína, 0,3 gramos de grasa y 1.5 gramos de carbohidratos (incluyendo 0,6 gramos de fibra y 0,8 gramos de azúcar). Así, tomar 40 gramos de rúcula al día nos proporcionarán el 20% de la vitamina A, más del 50% de la vitamina K y el 8% de vitamina C, ácido fólico y calcio que necesitamos en un día.
La rúcula resulta ideal para incorporarla en las dietas hipocalóricas destinadas a la pérdida de peso dado que aporta muy pocas calorías en un gran volumen logrando un efecto saciante gracias su intenso sabor y su necesidad de masticación, así como psicológico ya que puede ponerse una gran cantidad en el plato. Su cantidad de fibra tiene un efecto prebiótico de protege la flora y favorece el tránsito intestinales.

Fuente https://www.abc.es/bienestar/alimentacion/abci-rucula-202003311035_noticia.html

https://www.abc.es/bienestar/alimentacion/abci-rucula-202003311035_noticia.html

 

 

 

 

 

©2020 Centro Integral de Nutrición Islas Baleares - CINIB | Galerías Jaime III, 2 - Entl. 2ª - Palma de Mallorca

Contacto   |   Login   |   Mapa del sitio